Nota: Este sitio requiere JavaScript para ser mostrado de forma adecuada.
Asegúrese que JavaScript está activado en la configuración de su navegador.

Asistente de aparcamiento de Volkswagen

Estarse en automático

El asistente de aparcamiento Volkswagen dirige el vehículo automáticamente al estacionarse en paralelo, en bateria y al salir de estacionamientos en paralelo. El sistema apoya al conductor realizando los movimientos óptimos del volante de forma autónoma para estacionar el vehículo en reversa en la línea ideal. El asistente de aparcamiento Volkswagen se encarga automáticamente de la medición del espacio de estacionamiento, la asignación de la posición inicial y los movimientos del volante. El conductor únicamente tiene que preocuparse por acelerar y frenar, mientras mantiene el control del vehículo en todo momento.

El conductor activa el asistente de aparcamiento Volkswagen a través del botón en la consola central y a continuación maneja con 40 km/h como máximo y una distancia de 0.5 a 1.5 metros de la banqueta. Al circular, el aistente escanea tanto el lado derecho como izquierdo, por ejemplo en calles de un solo sentido, buscando espacios de estacionamiento disponibles. El conductor indica a través de la luz direccional, de qué lado de la calle quiere estacionarse. Cuando el asistente reconoce un espacio con una longitud de por lo menos 1.1 m mayor a la longitud del vehículo, en la pantalla multifuncional aparece el aviso "Espacio de estacionamiento detectado". A continuación, el conductor es dirigido a la posición inicial correcta y se le solicita que active la reversa.

Al activar la reversa, se conecta el asistente de aparcamiento Volkswagen y se activa la operación automática de la dirección. El aviso correspondiente en la pantalla multifuncional indica "¡Intervención de dirección activa! ¡Observe el entorno!". Cuando el conductor pisa levemente el acelerador, el vehículo entra al espacio de estacionamiento.

El fin de la marcha en reversa se indica mediante los pilotos de estacionamiento acústicos. A través de imágenes adicionales en la pantalla se le solicita al conductor conducir hacia adelante y en caso dado nuevamente en reversa. El número de maniobras depende de la longitud del espacio para estacionarse. Entre más corto sea el espacio, más maniobras se necesitan. El asistente reconoce espacios de estacionamiento de cualquier tipo (por ejemplo: en curvas, sobre el acotamiento o entre árboles).

En cualquier momento, el conductor puede retomar el control sobre el vehículo.