Nota: Este sitio requiere JavaScript para ser mostrado de forma adecuada.
Asegúrese que JavaScript está activado en la configuración de su navegador.

Sistema de control de tracción

Auto y señalización antiderrape

Para los motores con elevado par de giro típicos de hoy en día, el sistema de control electrónico de tracción (ASR) ofrece mayor confort y seguridad, especialmente sobre suelos firmes resbaladizos o de adherencia desigual. El sistema de control de tracción permite un arranque y una aceleración suave a lo largo de toda la gama de velocidades, sin patinaje de las ruedas ni jaloneos repentinos.

El ASR actúa sólo en combinación con el acelerador y utiliza componentes del sistema antibloqueo de frenos (ABS). Si una rueda empieza a girar con mayor rapidez que las demás (deslizamiento), el ASR interviene en el sistema de gestión del motor y reduce la potencia hasta que la rueda deje de patinar.

El sistema ASR representa una nueva contribución en la seguridad activa, dado que mantiene la tracción y la estabilidad direccional del vehículo durante la fase de aceleración a cualquier velocidad. Además reduce el desgaste de los neumáticos. La activación del sistema ASR se indica con el parpadeo de la luz del indicador en el cuadro de instrumentos. El sistema también incorpora el bloqueo electrónico del diferencial (EDS) y forma parte del sistema de control electrónico de estabilidad (ESC). Se puede desactivar el ASR pulsando el interruptor del ESC.