Nota: Este sitio requiere JavaScript para ser mostrado de forma adecuada.
Asegúrese que JavaScript está activado en la configuración de su navegador.

¿Sigues sin entender la transmisión DSG? Aquí te la explicamos.

La transmisión cuenta con una caja de cambios de doble embrague, que permite realizar variaciones de velocidades rápidas, suaves y con un menor desgaste energético. Los cambios son imperceptibles y sin pérdida de potencia, garantizando que la experiencia de manejo sea amigable y de mayor confort.

El cambio de doble embrague tiene dos embragues en baño de aceite o en seco. Esto dependerá de la motorización, la cual actúa mediante dos ejes de mando: con el embrague No.1 engranando la 1ª, 3ª, 5ª marchas y la marcha atrás; y el embrague No.2 responsable del engrane de la 2ª, 4ª y 6ª marchas. Al realizarse un cambio de marcha, la siguiente marcha ya está preseleccionada, pero aún no engranada. Bastan tan sólo de tres a cuatro centésimas de segundo para que un embrague engrane mientras el otro desembraga. Esto permite realizar los cambios de marcha sin que el conductor lo perciba siquiera y sin interrupción alguna del flujo de potencia.

Dependiendo del estilo de conducción preferido, se permite un ahorro de combustible de hasta el 10 por ciento en comparación con un cambio manual de 6 velocidades.

Dentro de nuestros tipos de transmisión, la DSG facilita al conductor accionar el cambio manualmente o permitir que los cambios de marcha tengan lugar automáticamente. En el modo automático, se puede escoger entre el ajuste de cambio estándar, extremamente suave y bien equilibrado, o un modo de cambio con un carácter mucho más deportivo.

 

Otras secciones.