Nota: Este sitio requiere JavaScript para ser mostrado de forma adecuada.
Asegúrese que JavaScript está activado en la configuración de su navegador.

Como colocar la llanta de refacción de tú Volkswagen

Volkswagen nota cambiollantas-abril

¿Cómo colocar una llanta de refacción?

Saber cambiar las llantas de tu Volkswagen es importante. Todos podemos hacerlo, y con práctica cada vez será más sencillo. A continuación te damos algunos consejos y pasos a seguir para cambiar los neumáticos de tu Volkswagen.

Es muy importante leer el Manual de Propietario para saber en qué parte de tu auto se encuentran las herramientas y tu llanta de refacción. Una vez que tengas estos datos y elementos a la mano es momento de empezar a hacer el cambio.

Si te encuentras en movimiento, detente en un lugar seguro, enciende las luces intermitentes, activa el freno de mano y asegúrate que al apagar el motor la caja de transmisión no se encuentre en neutral. Cuando bajes de tu Volkswagen enciende las luces intermitentes para alertar al resto de los conductores; si tu auto cuenta con triángulos de emergencia, es recomendable utilizarlos.

Algunos de nuestros modelos cuentan con tapones que cubren los birlos del rin. Dentro del kit de herramientas encontrarás un gancho especial para retirarlos. Afloja los tornillos del rin con la llave de cruz. Hecho esto, coloca el gato hidráulico debajo de tu Volkswagen, a un costado del neumático que necesites cambiar. Nuestros autos tienen una marca en la base de la carrocería que indica la posición correcta para colocarlo.

Al accionar el gato hidráulico notarás cómo tu auto empieza a elevarse. Una vez que la llanta haya dejado de tocar el suelo, podrás quitar cada uno de los birlos con las manos. Después sólo tienes que retirar la llanta sosteniéndola con firmeza.

Coloca la llanta de refacción y ajusta los birlos apretándolos ligeramente con los dedos cuando el auto está elevado. Ahora baja el auto y retira el gato hidráulico. Con la llave de cruz asegura los birlos en una secuencia como la siguiente: arriba, abajo, izquierda, derecha. Es decir, ajusta un birlo y luego el opuesto, en lugar de colocarlos en círculo. De esta manera, la llanta quedará bien fija desde el inicio.

Te recomendamos que después de hacer el cambio de neumático repares lo más pronto posible la llanta dañada o adquieras una nueva. Recuerda que al mantener los neumáticos a la presión que indica el manual de usuario, evitas ponchaduras. Si necesitas apoyo con tu kit de herramientas, triángulo de emergencia o refacciones, no dudes en acudir con nuestra red de concesionarios.  


11-mar-2015

Cómo cuidar tu auto
Debes cuidar al nuevo miembro de la familia, ¿o no? Ya verás que el mantenimiento preventivo no es complicado.  

11-mar-2015

Mantenimiento y refacciones de tu Volkswagen
¿Por qué debes usar partes fabricadas específicamente para tu modelo?  

Otras secciones.