Nota: Este sitio requiere JavaScript para ser mostrado de forma adecuada.
Asegúrese que JavaScript está activado en la configuración de su navegador.

Volkswagen, origen, Golf

El origen de Golf

Luego de varios años en desarrollo, en 1974, el nuevo Golf, llamado así por una fuerte corriente marítima del Golfo de México, “Golfstrom” en alemán, estaba listo para ser develado al público. La producción de este modelo comenzó en marzo del mismo año, en la planta ubicada en Wolfsburgo, Alemania.

Si bien el Golf era un auto pequeño, incluso para Europa, tenía el interior más amplio de su segmento. Las características líneas rectas y afinadas eran obra del diseñador italiano Giorgetto Giugiaro. El motor era de cuatro cilindros en línea con bloque de hierro y cabeza de aluminio. Todo esto lo convirtió en un éxito inmediato e inesperado en ventas.

La positiva reacción de la gente ante Golf dio pie a su llegada a mercados internacionales. Un año después de su lanzamiento en los mercados europeos, en 1975, comenzó a distribuirse en diferentes países como Estados Unidos y Canadá (donde le llamaban Rabbit) e incluso en Japón. Al mismo tiempo se estaría desarrollando en secreto la creación de una leyenda; el Golf GTI.

Esta versión deportiva se dio a conocer en el Salón de Frankfurt de 1975 y llego a concesionarias en 1976, siendo un éxito instantáneo ya que combinaba una conducción deportiva con la practicidad de un auto convencional.

Durante el año 1977, Golf fue introducido en México con el nombre de Caribe. Se fabricaba en la planta de Puebla, al igual que el Sedán. Inicialmente solo se ofrecía con cuatro puertas y un motor de 1.6 litros de 66 hp. Un año después llegaría la versión de dos puertas con las siglas GL, que representaban equipo extra tanto en el interior como en el exterior. En el mismo año se introdujo la versión diesel de 54 hp. Siendo el primer coche que funcionaba con este tipo de combustible en México.

Después de unos años de espera, en 1984 se introdujo el modelo deportivo en el mercado mexicano. Su nombre fue GT y fue bien recibido entre los amantes de los autos deportivos, ya que no había nada que se le igualara en México.

El Caribe fue la base para los modelos hatchback actuales y creó un nicho de mercado gracias a su conducción deportiva y al ser un auto divertido y accesible.

Su producción se detuvo en México en 1987 ya que llegó la segunda generación de Golf, pero la primera generación con ese nombre en nuestro país. Su producción comenzó en 1988 en la planta de Puebla.

 

Otras secciones.