GTI

En 1976, dos años después del primer Golf, Volkswagen fundó una nueva clase de auto deportivo compacto con la introducción del primer GTI: Gran Turismo Injection.

Al principio, el GTI estaba pensado sólo como una edición limitada; sin embargo gracias a su enorme popularidad, se convirtió en un miembro permanente de la familia Volkswagen.

El GTI original generaba 110 CV, con una cilindrada de 1.6 litros y alcanzaba los 100 km/h en 9 segundos.

En aquel momento, estas prestaciones constituían una clase por si sola. La combinación del placer de conducir, la funcionalidad y aptitud para el uso cotidiano llenó un hueco en el mercado, formando la base de la leyenda GTI.

Actualmente un Volkswagen GTI es un auto genial y ofrece placer de conducción sin rodeos, gracias a su tecnología y tren de rodaje avanzados.

Por favor, utiliza un navegador compatible.

Instala una versión actualizada de Chrome o Mozilla